Davido, Horace Andy, Mellow Mood y Hempress Sativa conectan Nigeria con Jamaica en una noche mágica

La quinta noche del Rototom Sunsplash 2022 reunió, a través de un impresionante programa, a diferentes generaciones de artistas para generar conexiones sin precedentes.

Casi todas las noches los artistas ‘foundation’  se encargan de calentar el Main Stage con el primer set de la noche y, este sábado, le llegó el turno a un artista icónico como Horace Andy, que empezó en los guetos de Kingston a finales de los sesenta para alcanzar en los noventa el éxito mundial como la voz de la banda británica Massive Attack.

Estamos hablando de un artista que destaca por una peculiar voz que ha sido imitada en Jamaica a lo largo de los años y que atravesó la década de los setenta en un clima de gran prolificidad, comenzando con el legendario Studio One, el sello madre del reggae, para colaborar después con muchos otros productores, como el desbordante Bunny Lee, para quien grabó muchos clásicos del roots & culture.

Guiado musicalmente por la excelente Asante Dub Band, Horace entró en el escenario con un colorido atuendo, demostrando un estado de firma excelente, para dar vida a un set list compuesto por sus grandes clásicos, en el que no se permitió ninguna caída de tono.

De ‘Every Knee Shall Bow’, que según afirma es su canción favorita de todos los tiempos, a éxitos como ‘I Don’t Want To Be Left Outside’, ‘Money’, ‘Fever’, ‘Skylarking’, entre tantas otras joyas. Una selección de joyas entre las que resulta difícil elegir una melodía como favorita.

A sus 71 años, Horace  demostró que sigue teniendo una excelente voz y una admirable capacidad interpretativa, por lo que no se pudo esperar más de su aparición.

Después de Horace, nos quedamos en Jamaica para descubrir el potencial de las nuevas generaciones de la mano de la gran militancia y presencia de Hempress Sativa, digna heredera musical del cantante y baterista Albert Malawi. Una vez más disfrutamos de una gran banda que molía ritmos roots para acompañar el repertorio de esta artista pura.

Enfundada en un hermoso vestido africano y con el pelo recogido en la cabeza, Hempress Sativa se movía sobre el escenario del Main Stage con especial magnetismo, dando rienda suelta a su garra y a su poderoso estilo de sing-jay con letras militantes.

Hempress Sariva tomaba así el relevo de Xana Romeo y Aza Lineage, en una edición del festival que se ha caracterizado por la presencia de grandes voces femeninas de Jamaica,  para hacernos saber que será la fuerza de éstas y otras jóvenes intérpretes del presente jamaicano la que haga historia del reggae en la isla durante los próximos años y se encargue de cambiar el paradigma que históricamente ha querido que el reggae sea un género dominado por el componente masculino.

El último tema del set de Sativa fue el triunfante ‘Wa Da Da Deng’,  producido por el productor de Mellow Mood, Paolo Baldini. Un particular juego de referencias en la primera aparición en el Sunsplash de esta fascinante artista.

Así, el grupo italiano más querido en el extranjero por las nuevas generaciones, estuvo acompañado por el fabuloso trío vocal de raíces españolas The Emeterians. Los músicos italianos aportaron un gran propulsor sonoro a los tres madrileños, que ofrecieron un gran espectáculo roots y se sintieron realmente a gusto ante el público del festival.

Ante el embarazo de Mary Jane, fue su hermano Fel quien se encargó de anunciar a la massive que esa noche The Emeterians iban a ser cuatro en lugar de tres.

Su set, vibrante y hermoso, rivalizó en intensidad con su debut sobre el Main Stage en 2019.

Tras la salida de los tres madrileños, llegó el turno de Jacopo y Lorenzo, los terribles gemelos de Mellow Mood, que enseguida captaron la atención del público con su dinamismo, interpretando varios temas de su nuevo discopublicado prácticamente ayer.

Para el tema ‘Manana hubo una enérgica combinación con el español Sr. Wilson, mientras que el final del concierto estuvo marcado por el regreso de The Emeterians para realizar una gran  interpretación de «I&I Chant», presente en el nuevo álbum.

En este punto de la noche, llegó el turno del cabeza de cartel: la estrella nigeriana del afrobeat contemporáneo Davido, que se ha consolidado como un importante símbolo de la concatenación musical entre Jamaica y África. Una actuación que fue esperada con especial impaciencia por una gran parte del público más joven.

Aunque el dancehall jamaicano ha sido durante mucho tiempo una gran influencia para los jóvenes artistas africanos, en los últimos tiempos esta fusión ha generado el célebre fenómeno mundial del afrobeat, que a su vez está influyendo en la escena jamaicana con un movimiento de retorno.

Nacido en Atlanta pero criado en Lagos, Davido es uno de los principales protagonistas de este movimiento y la expectación del público se vio recompensada con un comienzo absolutamente deslumbrante, acompasado por los beats del increíble batería de la banda.

Desde los primeros compases, las primeras filas gritaron y cantaron al unísono los éxitos de sus tres álbumes y, especialmente, corearon temas como ‘A Better Time, de 2020, en un concierto que se convirtió en un impresionante crescendo de energía que dejó al público del festival absolutamente satisfecho. Una noche que sin duda ha añadido una pieza importante a la historia del Rototom Sunsplash, a la espera del regreso del legendario Burning Spear, que cerrará el festival el lunes.