Rototom destinará la recaudación de su sistema de donación de vasos reutilizables a la investigación de una cura para la distrofia muscular y el VIH

El euro de los vasos donados se transformará en una ayuda directa para la campaña ‘El VIH también salva vidas’ de CASDA y Conquistando Escalones.

Contribuir a la investigación para la lucha contra el VIH y dignificar el sistema de donación de alimentos son dos de las iniciativas que guiarán la acción social del festival internacional reggae Rototom Sunsplash en su 27ª edición, que aterrizará del 16 al 22 de agosto en el recinto de conciertos de Benicàssim.

La primera de las campañas se canalizará a través del sistema de donación de vasos reutilizables que el certamen vuelve a implementar un año más en el marco de su sello ‘plastic free’. Una acción con impacto ambiental – evita la fabricación de 350.000 unidades de un único uso- y fin social. Los vasos podrán adquirirse por un euro y renovarse en las barras tras cada consumición. No obstante, aquellas unidades depositadas en los contenedores especiales distribuidos por el recinto se transformarán en una ayuda personal y directa a la Asociación Conquistando Escalones y CASDA (la Asociación Ciudadana contra el SIDA de Castelló).

Juntas impulsan la campaña ‘El VIH también salva vidas’ a través de la plataforma www.migranodearena.org. La iniciativa persigue recaudar fondos para desarrollar el primer ensayo clínico en humanos de un posible tratamiento para la Distrofia Muscular de Cinturas 1F/D2 que padecen parte de los integrantes de Conquistando Escalones y cuya mutación genética los inmuniza frente al VIH.

Tras el cierre del festival, se contabilizarán todos los vasos donados por el público para convertir esa cantidad en una ayuda para potenciar la investigación de este tipo de distrofia muscular y del VIH. 

Por otro lado, el Rototom Sunsplash renueva este año la colaboración con el Banco de Alimentos a través de la organización FoodRation4All y de su proyecto ‘Nadie sin su ración diaria’.

El público podrá realizar sus aportaciones a través de dos tótems fijos en el recinto de conciertos y la acampada, y de un tercero de tipo móvil. A través de un código QR podrán informarse de la campaña y materializar la donación vía TPV, al tiempo que podrán ver el valor simbólico de la donación.

Por último, y para completar su vertiente más social, el festival volverá a trasladar su esencia a la población reclusa. Tras varios años de colaboración con el centro penitenciario de Albocàsser, este 2022 el equipo del certamen se trasladará durante los días de celebración del evento a Castellón I, en la capital de la Plana, para compartir un pedacito de la programación musical y cultural del Sunsplash con las y los internos.