RS2018-logo-dates

La nueva África de Youssou N’Dour y el rey del dancehall Beenie Man

17 agosto, 2017

Acaba de terminarse el magnífico concierto de Youssou N’Dour y todavía queda el eco de las percusiones de su banda en el aire del Main Stage mientras la gente se traslada lentamente hacia otras zonas. Después de Seun Kuti asistimos a otra conmovedora celebración de la África que amamos, la “New Africa”, como la definió el mismo artista senegalés en una de las mejores partes del concierto. Y fueron las percusiones lo que más predominó en ese episodio fundamental del festival, con la voz típica de Youssou entonando la típica cadencia del wolof y creando ambientes hipnóticos que hechizaron al público.

Benicassim, 2017-08-16. Beenie Man (Main Stage). Photo by: Carlo Crippa © Rototom Sunsplash 2017.
No podía faltar el gran éxito de 1994, Seven seconds, que interpretó con una de las coristas en el papel de la cantante en inglés, que en su día fue Neneh Cherry. Mientras la elegante figura del gran cantante dominó el escenario, la danza tuvo un papel fundamental, con los movimientos de un sinuoso bailarín marcando el despliegue de percusiones vitales de la banda. El viaje a África ya había empezado desde antes del atardecer con el retorno de uno de los artistas más grandes del dancehall jamaicano en el Sunsplash: Beenie Man no escatimó y condensó en una hora una increíble cantidad de canciones sobre la gran variedad de ritmos interpretados por la Zagga Zow Band.

No podían faltar los hits sobre los cuales ha construido su leyenda, como Who am I, Romie, Unstoppable y Dancehall queen: los ingredientes principales de su espectáculo fueron, como es habitual, su gran capacidad
como entertainer, su versatilidad y también su gran carga humana que en Jamaica le ha labrado a lo largo de los años un estatus de bestia sagrada. La vuelta al escenario de Beenie durante la actuación de Christopher Martin para interpretar una canción a dúo supo un poco a bendición para uno de los cantantes más talentosos y enérgicos aflorados en la escena jamaicana de los últimos tiempos.

Benicassim, 2017-08-16. Christopher Martin (Main Stage). Photo by: Patrick Albertini © Rototom Sunsplash 2017.
Acompañado por los sonidos majestuosos de su banda y también por la presencia de su amigo D-Major, Christopher no paró ni un momento en el escenario, atendiendo al público con una gran dosis de energía. Tiene una bella y potente voz que se une a la perfección a la de su buenísima corista en los momentos más soul del espectáculo. A pesar de los saltos, los bailes y sus rápidos movimientos de punta a punta del escenario, este joven artista no perdió el aliento ni un momento y ejecutó grandiosamente las canciones de su debut discográfico Big deal. Con la habilidad de un continuador de una rica tradición de canto, hizo mención a los Wailers, a Bushman y a Cocoa Tea y finalizó el espectáculo sin camisa, alegrando la vista a gran parte del público.

Anteriormente, el momento más conectado a la estética roots & culture de la noche fue el concierto de los Raging Fyah: estos jóvenes jamaicanos abrieron el camino a los artistas del nuevo movimiento roots jamaicano con su debut en el festival de 2012, y cinco años después demuestran con determinación su maduración con el material de su último álbum, el fantástico Everlasting que les ha merecido la nominación a los prestigiosos Grammy Awards. Su enfoque es militante, pero en su actitud también hay un toque pronunciado que hace irresistibles sus momentos más cautivadores. Entre las canciones del repertorio destacamos una hermosa versión de Everlasting, su interpretación personal de No woman no cry, una Dash wata que empezó como La bamba y se transformó en un tema ska y la magnífica Judgement day.

Pier Tosi

Noticias relacionadas